Así era antes y así es ahora la gestión de los seguros tras la llegada de Internet

Las facilidades comunicativas que ha otorgado Internet en las últimas décadas han hecho que muchos procesos, como el de gestionar un seguro, se faciliten de manera radical

El Día Mundial de Internet, que se celebra hoy 17 de mayo, conmemora los avances sociales y tecnológicos que esta poderosa herramienta trajo consigo a nivel global desde que nació hace ya 5 décadas. Infinidad de procesos han cambiado a raíz de su llegada: la manera de trabajar, de relacionarse, de cuidarse, de viajar, de gestionar aspectos como el dinero, la seguridad, etc. 

De hecho, el mundo ha cambiado tanto desde entonces que prácticamente todas las empresas han tenido que adaptarse a este nuevo status quo y a esta sociedad que ya tan integrada tiene en su día a día el uso de Internet. Esto ha traído consigo nuevos actores económicos que apuestan por la digitalización de manera integral en todos los sectores; entre ellos, en el asegurador. 

Un ejemplo de compañía que ha nacido por y para la era de Internet es Luko, donde proponemos un modelo de negocio radicalmente diferente a lo que era una aseguradora tradicional. Como neoaseguradora que somos, cada aspecto en la gestión de nuestros productos ha cambiado gracias a esta poderosa herramienta: desde la contratación, a la notificación de un siniestro o la cancelación del mismo.” afirma Raphäel Villuerme, CEO de Luko.

La contratación: de horas o días, a minutos

Antes de la llegada de Internet y su implantación en las compañías, contratar un seguro era un tedioso proceso de visitas presenciales a las oficinas, negociación y un pesado papeleo. Sin embargo, en la actualidad, compañías nativas digitales como Luko facilitan que la contratación del seguro pueda hacerse en minutos desde un ordenador o dispositivo móvil, sin necesidad de interacción personal ni papeleos.

La notificación de los siniestros, en tiempo real 

Años atrás, cuando se sufría un siniestro en el hogar, el proceso pasaba por llamar por teléfono (y tener la fortuna de obtener respuesta a la primera), mandar la documentación necesaria y esperar a que el perito evaluase los daños. Todo esto podía demorarse días e incluso semanas. 

Hoy en día y gracias a las facilidades comunicativas que han llegado con Internet, las aseguradoras ahorran estos trámites y agilizan el proceso. Por ejemplo, en Luko basta con declarar el siniestro desde la propia aplicación móvil en un par de minutos, respondiendo a una serie de preguntas y mandando fotografías o vídeos en caso de que sea necesario para que un experto pueda evaluar en remoto los daños. De hecho, en muchas ocasiones ni siquiera será necesario que el peritaje sea de manera presencial en el hogar, sino que bastaría con hacerlo por medio de videoconferencia. 

Cancelar el seguro. De las trabas a la facilidad

Por lo general, a la hora de cancelar el seguro, eran muchos los inconvenientes y obstáculos que las compañías aseguradoras exigían: permanencia, más papeleo, penalizaciones, etc. Con la aparición de Internet en el mapa, esta gestión se ha convertido en algo tan sencillo como acceder a la aplicación del seguro y cancelar la póliza, sin dar explicaciones ni firmar cientos de papeles. En el caso de Luko, no hay permanencia, por lo que se puede cancelar el seguro sin penalización cuando convenga y también en minutos.

Las carpetas y toneladas de papeles pasan a mejor vida

También gracias a Internet, la incomodidad y preocupación que suponían el tener que archivar y guardar con cuidado papeles, contratos y facturas ha dejado de existir. Ahora todo ello está en la red. Esto no solo es más cómodo y fácil de gestionar para el usuario, sino que se convierte en algo muy positivo para el planeta por la sostenibilidad que supone el no utilizar tanto papel.

Kit Prensa

Descárgate nuestros logos, imágenes y más

Kit prensa

Contacto

¿Quieres contactar a nuestro equipo de comunicación?

press@luko.eu