¿Es obligatorio el seguro de hogar?

A pesar de que los seguros de hogar no son obligatorios en España, mucha gente los contrata para proteger su vivienda. Si todavía no tienes claras cuáles son las ventajas de este tipo de pólizas y por qué te conviene contratar un seguro de hogar, aunque no estés obligado por ley, has llegado al lugar adecuado. ¡Aquí te lo explicamos todo!

    Hogar, dulce hogar. Si ésta es una de las frases más habituales cada vez que hablamos de nuestra vivienda es porque allí es donde pasamos gran parte del tiempo, donde vivimos muchos momentos especiales y donde tenemos la mayoría de nuestras posesiones materiales. El hogar es, sin duda, uno de los sitios que más queremos y nos gusta proteger.

    Sin embargo, como sucede con prácticamente todo en esta vida, un hogar no está exento de peligros e imprevistos. Aunque nunca lo deseamos, pueden suceder accidentes domésticos, roturas, fugas de agua o incendios, y los daños que se pueden ocasionar son grandes y costosos. Por esta razón, mucha gente cuenta con un seguro de hogar para proteger la vivienda.

    Pero ¿por qué decimos que mucha gente? ¿No es obligatorio el seguro de hogar en España? La respuesta es que no siempre lo es. A diferencia de lo que sucede en otros países y con otros tipos de pólizas, el seguro de hogar solo es obligatorio en algunos casos concretos.

    ¿Cuándo es obligatorio el seguro de hogar?

    Los casos en los que es obligatorio el seguro de hogar no son muchos, pero sí son frecuentes, y se pueden dividir, principalmente, en dos supuestos:

    Cuando lo requiera el contrato de alquiler

    Hay ocasiones en las que, como inquilinos, también es obligatorio contratar un seguro de hogar, siempre y cuando el casero lo requiera en el contrato de alquiler. En este supuesto, y al tratarse de un documento privado, no está regulado por ninguna ley, por lo que el inquilino puede rechazar dicha cláusula, aunque esto suponga renunciar al alquiler de dicha vivienda.

    Cuando tienes una hipoteca

    En España, todas las viviendas sobre las que pese una hipoteca bancaria están obligadas a contar con un seguro que cubra el valor de tasación de dicha vivienda. Esto se recoge en la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario, en la que el artículo octavo dicta que “los bienes hipotecados habrán de estar asegurados contra daños por el valor de tasación” y que el seguro contratado tendrá que ser “adecuado a la naturaleza de los mismos”. Para concretar un poco más, el artículo décimo del Real Decreto 716/2009 establece que el seguro debe cubrir, al menos, los daños derivados de un incendio.

    El beneficiario de este seguro es siempre el banco que otorga la hipoteca, ya que, en realidad, es a quien pertenece la vivienda en el momento de contratarla, y el seguro tendrá que estar contratado hasta que la hipoteca no se cancele del todo.

    No es obligatorio vincular el seguro de hogar a la hipoteca

    Hasta no hace muchos años, había bancos que exigían la contratación del seguro de hogar con su entidad, o con una empresa aseguradora que ellos eligieran, como condición para la concesión de la hipoteca. Pero la Directiva Europea sobre Hipotecas, aprobada en 2013 por el Parlamento Europeo y ampliada en 2014, prohíbe expresamente esta vinculación.

    No es obligatorio vincular el seguro de hogar a la hipoteca

    Hasta no hace muchos años, había bancos que exigían la contratación del seguro de hogar con su entidad, o con una empresa aseguradora que ellos eligieran, como condición para la concesión de la hipoteca. Pero la Directiva Europea sobre Hipotecas, aprobada en 2013 por el Parlamento Europeo y ampliada en 2014, prohíbe expresamente esta vinculación.

    ℹ️ Así que, sí, siempre es obligatorio el seguro de hogar para las viviendas hipotecadas, pero no es obligatorio contratarlo con la entidad bancaria que concede la hipoteca. Ahora, el cliente es libre de elegir con quién contrata su seguro de hogar.

    Lo que sucede en la mayoría de las ocasiones es que las entidades bancarias ofrecen bonificaciones y descuentos para los clientes que, a la vez que la hipoteca, contraten su seguro de hogar con ellas mismas, y de ahí que mucha gente piense en esa obligatoriedad sin ser real.

    Lo recomendable es estudiar la oferta de la entidad bancaria sobre el seguro de hogar y compararla con las coberturas que ofrecen otras compañías, para asegurarse de que las condiciones de la póliza sean realmente convenientes.

    ¿Te gustaría recibir consejos y ofertas?

    Inscríbete a nuestra newsletter y recibe lo mejor de Luko en tu mail.

    ¿Por qué conviene contratar un seguro de hogar?

    Al margen de los casos en los que es obligatorio el seguro de hogar, contratar una póliza de este tipo es muy conveniente por muchos otros motivos. Y, aunque pienses que un incendio o un robo son muy poco probables y que contratar un seguro es un gasto inútil, aquí vamos a demostrarte que no es así. Además de la tranquilidad que te proporciona en términos económicos y sentimentales, un seguro de hogar te puede ayudar en muchas otras cosas.

    1. Protege tu responsabilid civil

    En caso de que ocurra algún evento inesperado en tu vivienda y llegue a afectar a otra persona o a alguno de sus bienes, tendrás que afrontar los gastos de reparación necesarios. Estos pueden llegar a suponer un montante considerable y, en caso de no contar con un seguro de hogar, llevarte a un desembolso que no puedas afrontar o, incluso, llevarte a la ruina.

    2. Cuida de tu inversión y de tus posesiones

    Ésta tal vez sea la razón principal por la que mucha gente contrata un seguro de hogar, aunque no esté obligada a ello. Porque este tipo de seguros tienen como fin principal ayudarte a cubrir los gastos que sean necesarios para reparar cualquier daño que sufra tu vivienda o los bienes que tengas en ella ante cualquier evento.

    Si no tienes un seguro de hogar y tu casa sufre un incendio, una inundación o un robo, además del disgusto, tendrás que afrontar unos gastos muy grandes para recuperar todo lo que tenías.

    Y lo mismo sucede cuando los daños en tu vivienda afectan a terceros, tanto a vecinos como a viandantes que se encuentren cerca, o vehículos estacionados junto a tu hogar, por poner unos ejemplos sencillos.

    3. Mejora tu bienestar y tu calidad de vida

    Aunque sea algo difícil de medir, la tranquilidad que proporciona contar con un seguro de hogar que te proteja frente a incidencias inesperadas es un valor muy a tener en cuenta. Los daños que se pueden producir por condiciones meteorológicas adversas, por averías en las instalaciones de luz y agua, o los ocasionados por actos vandálicos pueden afectar seriamente a tu día a día y a tu estabilidad, además de todas las gestiones y contrataciones que tendrás que hacer para repararlos.

    Otros beneficios que puede incluir tu seguro de hogar

    Además de todo lo anterior, que es realmente mucho, tu póliza de seguro de hogar puede incluir otros beneficios extra, como asistencia para reparaciones de electrodomésticos, asesoramiento legal, ayuda técnica informática, etc. Todo depende de lo que consideres necesario y del presupuesto que quieras dedicar a la cobertura de tu hogar.

    ¿En qué hay que fijarse a la hora de contratar un seguro de hogar?

    No todos los seguros de hogar son iguales y, aunque demos por hecho que todos van a protegernos de los aspectos más básicos, puede haber casos en los que tampoco es así. Igualmente, hay seguros que abarcan mucho más de lo necesario, con el consecuente gasto económico. Por este motivo, es recomendable fijarse en unas cuantas cosas con las que garantizamos acertar en el tipo de seguro de hogar que contratamos.

    • El tipo de vivienda: Hay que distinguir entre seguros de hogar para una vivienda habitual, para una segunda residencia o para una vivienda de alquiler, ya sea como propietario o como inquilino.
    • Las coberturas: Cerciórate de que las coberturas de tu seguro de hogar se ajustan a lo que necesitas. Muchas veces, hay un listado de coberturas opcionales con las que puedes aproximarte del modo más preciso a tus requerimientos.
    • El contenido y el continente: Haz el cálculo del contenido y del continente del modo más preciso. En el caso de que calcules tus bienes por debajo de su valor real, en caso de siniestro podrías verte perjudicado. Por el contrario, si los calculas por encima, no te perjudicará en caso de siniestro, pero sí que estarás afrontando un pago o unas cuotas por encima de lo necesario. Estas situaciones reciben un nombre técnico, que es el de infraseguro y sobreseguro, respectivamente.
    • La indemnización : ¿La propuesta en la póliza se ajusta a tus deseos? Hay veces en las que solo se ofrece una reposición del bien o similar, y otras en las que se puede elegir un importe económico equivalente.
    • La franquicia : Este concepto se refiere a la cantidad económica que asumirías por tu cuenta en caso de que suceda algún siniestro. Normalmente, es una cantidad variable, que va desde 0€ a varios cientos. Cuanto mayor sea la franquicia, o sea, la cantidad que tú pondrías de tu bolsillo para reparar daños, menor será la cuota de tu seguro.

    ¿Qué suele cubrir un seguro de hogar?

    Como te hemos explicado hasta ahora, los seguros de hogar pueden cubrir muchas cosas, aunque hay coberturas que suelen estar presentes casi siempre:

    • Protección básica: es una de las coberturas fundamentales de un seguro de hogar, ya que te protege ante imprevistos como inundaciones, incendios, daños eléctricos, vandalismo, etc.
    • Responsabilidad civil: sin duda, esta cobertura te salvará de muchos disgustos cuando alguno de los imprevistos en tu vivienda afecte a terceros, tanto de modo físico como material.
    • Daños por agua: sin duda, estos incidentes son de los más habituales en los hogares españoles y, también, de los que más inconvenientes pueden ocasionar. Esta cobertura está presente en casi todos los seguros de hogar hoy en día.
    • Defensa jurídica: con esta cobertura, podrás contar con profesionales jurídicos y abogados que te asesoren o defiendan en caso de que tengas algún litigio.

    El seguro de hogar no tiene por qué ser complicado

    Ahora que ya sabes en qué casos es obligatorio el seguro de hogar y las razones por las que tanta gente cuenta con uno en España, estás listo para dar el paso y elegir la protección adecuada para tu hogar.

    Y si lo que te preocupa son los papeleos inherentes a este tipo de trámites y gestiones, olvídate. Tienes una opción al alcance de la mano ahora mismo; en Luko, puedes contratar tu seguro de hogar en tan solo unos clics y del resto nos encargamos nosotros.

    Solo tienes que elegir entre el paquete Minimal, con el que cubrirás todas tus obligaciones legales con las mejores condiciones económicas; o el paquete Paz mental, gracias al que contarás con unas coberturas mucho más amplias con las que conseguirás una tranquilidad plena para tu vivienda y tus bienes más preciados.