¿Qué es el contenido en el seguro de hogar?

En los seguros de hogar, es muy común referirse al contenido. Si todavía no sabes qué significa y todo lo que puede incluirse en este concepto, has llegado al lugar adecuado.

    Puede que hayas escuchado este término en alguna ocasión y todavía no tengas claro a qué se refiere exactamente. No pasa nada, hoy vamos a explicarte precisamente qué es el contenido cuando hablamos de un seguro de hogar y todo lo que necesitas saber acerca de él.

    ¿Qué es el contenido en el seguro de hogar?

    El contenido son los elementos que se encuentran habitualmente en el interior de una vivienda. En este caso, de la vivienda que queremos asegurar. En este concepto caben aquellos artículos que tienen un uso práctico o decorativo y no condicionan en ningún sentido a la estructura física del inmueble. En otras palabras, que no forman parte del continente.

    Aquí, se incluyen los muebles de los dormitorios, del salón, de la cocina, de los baños, incluso las estanterías de almacenaje de los cuartos trasteros. Pero también hay que contar muchas otras cosas, como los electrodomésticos, los artículos tecnológicos, los enseres, los libros, el material deportivo, la ropa y los objetos decorativos que tengamos habitualmente en casa.

    ¿Se incluyen los objetos de valor especial?

    También hay que tener en cuenta que, dentro del contenido, tenemos que incluir aquellos objetos que tengan un valor especial, como pueden ser las joyas, las obras de arte, artículos deportivos especializados, o cualquier otro artículo que tenga un precio elevado en el mercado.

    Este tipo de objetos hay que declararlos de un modo más detallado, ya que su valor elevado hace que sean más difíciles de peritar y de proteger. Nuestra recomendación para evitar cualquier problema con tu seguro de hogar es que acompañes la declaración de posesión con fotografías, facturas, certificados de herencia o cualquier otro documento que justifique que ese objeto de valor te pertenece en el momento de contratar el seguro.

    ¿Cuál es la diferencia con el continente?

    Aunque sean palabras parecidas y sus definiciones tengan mucha relación, es importante conocer la diferencia entre contenido y continente.

    La principal es que el continente es lo que está directamente vinculado a la estructura de la vivienda que se asegura y el contenido se puede sacar de la vivienda sin alterar dicha estructura.

    Si necesitas profundizar un poco más en este tema y conocer con más detalle qué elementos son contenido y qué elementos son continente en un seguro de hogar, te dejamos aquí nuestro artículo al respecto:

    ¿Cuál es la diferencia entre continente y contenido?

    ¿Te gustaría recibir consejos y ofertas?

    Inscríbete a nuestra newsletter y recibe lo mejor de Luko en tu mail.

    Calcular el valor del contenido

    Esta parte es de las más importantes cuando contrates tu seguro de hogar. Si es la primera vez que lo haces, tal vez te parezca un poco largo y complicado. Pero créenos, no es para tanto y merece la pena.

    Para hacerlo, te aconsejamos que vayas avanzando por cada habitáculo de tu vivienda, sin ninguna prisa. Así lo tendrás todo más ordenado y evitarás tener que ir marcha atrás o repetir el proceso.

    1. El primer paso es apuntar apunta los objetos y enseres de cada uno de los espacios, y clasificarlos en distintos apartados según estas categorías:
      undefinedundefinedundefined
    2. Después, tienes que asignarle un valor a cada uno de estos objetos. No pienses en valores subjetivos, es todo más fácil: piensa en cuánto te costaría reponer cada uno de esos objetos si tuvieras que ir a una tienda a comprarlos. Esto es lo que, en la jerga de los seguros, se llama valor de reposición.
      Recuerda que, cuando tengas que contratar un seguro de hogar, no solo vas a tener que calcular el valor del contenido, sino que también tendrás que saber cómo valorar el continente de una vivienda.
      No te preocupes, también te podemos ayudar con esto. Échale un vistazo a nuestro artículo sobre Valorar el continente de una vivienda

    ¿Qué puede pasar si calculo mal el contenido en el seguro de hogar?

    El cálculo del contenido es importante porque es la manera de conseguir una reparación justa en caso de siniestro. Así que, si calculas mal el contenido de tu vivienda cuando contratas tu seguro de hogar, puede ser por dos motivos:

    • porque declares un valor inferior al que corresponde a todos los objetos del contenido ;
    • porque declares un valor superior.

    Estos casos son los que se conocen, respectivamente, como infraseguro y sobreseguro, y son escenarios que no te convienen de ningún modo, aunque, según algunos puntos de vista, puedan parecer interesantes.

    ⚠️ No caigas en un infraseguro o un sobreseguro

    Ya hemos hablado de estos supuestos, pero como creemos que son importantes, aquí te los volvemos a explicar:

    • El infraseguro: es el escenario en el que se declara un valor del contenido que es inferior a su valor real. La intención habitual de esto es la de reducir la cuota, pero esto es peligroso, ya que, en caso de siniestro, el seguro no se hará cargo de todos los daños que puedas sufrir o de todos los bienes que puedas perder.
    • El sobreseguro: es el caso contrario, en el que los usuarios declaran un valor superior. Esto suele darse por desconocimiento, ya que no suele compensar en caso de siniestro, porque las cuotas que se abonan por el seguro son más caras de lo que deberían con una valoración más adecuada.

    Contrata un seguro de hogar adecuado

    El contenido no dejan de ser tus propiedades; objetos que usas en el día a día y posesiones más preciadas, por lo que es normal que quieras asegurarlo, ya que tienen un valor muy importante para ti.

    Pero los seguros de hogar no siempre cubren el contenido y, en el caso de que lo hagan, no siempre lo hacen ante todos los supuestos.

    Es importante que tu seguro de hogar contemple las siguientes coberturas para tu contenido:

    • Robo y hurto ;
    • Fuego, humo y explosiones ;
    • Fenómenos atmosféricos ;
    • Agua ;
    • Vandalismo ;
    • Daños eléctricos.

    Protege tu contenido

    Además de contar con un seguro, para una mayor tranquilidad te recomendamos también que tomes otras medidas que te ayuden a cuidar de tu contenido. Estas pasan, principalmente, por instalar un sistema de seguridad y por tener especial cuidado a la hora de cerrar las puertas y ventanas de la vivienda.

    Este hábito es realmente importante, ya que hay pólizas que solo cubren los daños por robo, y no por hurto, por lo que tu contenido no estaría protegido.

    Si no tienes muy claros estos conceptos, puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre las diferencias entre robo y hurto, ¡así te podrás asegurar de que tu contenido está bien cubierto!