Los mejores sistemas de alarmas para casa

¿Estás pensando en poner una alarma para tu casa y no sabes cuál elegir? En este artículo te contamos qué tipos de alarmas domésticas hay, cuáles son sus características y si esto puede influir en tu seguro de hogar.

    Hay muchos factores que pueden influir en el seguro de hogar. Uno de ellos es la alarma para casa. Si tu vivienda tiene alarma, las condiciones de los seguros pueden cambiar. ¿Estás pensando en poner una alarma para tu casa y no sabes cuál elegir? En este artículo vamos a explicarte qué tipos de alarmas domésticas hay, cuáles son las más convenientes y si tener o no tener alarma influye en tu seguro de hogar.

    ¿Qué tipos de alarmas de casa existen?

    No todas las alarmas para casa son iguales. Las hay de muchas marcas, muchos precios y, sobre todo, con diferentes características. Esto es en lo que vamos a centrarnos aquí:

    Alarmas sin monitoreo

    Las alarmas sin monitoreo son las que están compuestas por elementos ópticos y acústicos que sirven para disuadir a los ladrones. En términos generales, las podemos clasificar en tres tipos diferentes:

    • Alarmas disuasorias: son sistemas de alarma ficticios, con cámaras que no graban y detectores falsos. Su objetivo es hacer creer a los ladrones que hay un sistema de vigilancia conectado y disuadirlos de entrar en la propiedad;
    • Alarmas sin centralita: son sistemas de alarma formados por componentes como detectores de movimientos que, al activarse, emiten señales ópticas y acústicas de gran intensidad. De esta manera, se puede poner en alerta a los habitantes de la casa o a los vecinos, para que llamen a la policía. También hay alarmas sin centralita, de tipo modular, que avisan directamente al usuario en lugar de a una central receptora, y que constan de tantos elementos como uno desee;
    • Alarmas con centralita: estas alarmas tienen conexión con una centralita, por lo que, en caso de activarse alguno de los detectores, se recibe un aviso de forma automática. Además, pueden incluir otros elementos como detectores de humo o sensores para casos de inundación.

    Alarmas con central de monitoreo

    Estas alarmas las instalan empresas especializadas que, además, hacen un seguimiento continuo del estado de la vivienda. Esto quiere decir que, si pasa algo, son ellos los que ponen en marcha el protocolo para avisar a los propietarios y a la policía.

    ¿Te gustaría recibir consejos y ofertas?

    Inscríbete a nuestra newsletter y recibe lo mejor de Luko en tu mail.

    ¿Qué características puede tener una alarma doméstica?

    Este es otro de los aspectos importantes a la hora de poner una alarma en casa. Hay sistemas muy sencillos, que apenas cuentan con el panel de control y funciones básicas, y otros que vienen súper equipados, con prestaciones muy avanzadas. Lo normal es que no necesites una alarma con todas las características del mercado, pero, para que puedas informarte y elegir las que te convienen, aquí te dejamos una lista de las más comunes:

    • Sensores para puertas y ventanas: Estos dispositivos son los que activan la alarma cuando detectan algún movimiento de apertura imprevisto;
    • Detectores: Los más habituales son de movimiento y de sonido, y se utilizan para controlar lo que sucede dentro de la casa. Si tienes mascotas, no te preocupes, porque también los hay que se adaptan a su presencia. Además, también hay otros detectores que identifican vibraciones, escapes de gas, inundaciones, etc;
    • Sirenas: Son los elementos sonoros que se activan cuando los detectores observan algún imprevisto;
    • Cámaras de vigilancia: Se suelen instalar en los puntos clave de la vivienda y sirven para registrar lo que sucede en ella y utilizarlo en caso de necesidad por parte de la policía.
    • Sensores infrarrojos: Esta es una de las características más avanzadas, ya que sirven para detectar la presencia de personas por el calor corporal que emiten. Al igual que con algunos detectores, también se pueden configurar para que no tengan en cuenta a las mascotas que residan en la vivienda.
    • Botón de pánico: Este complemento de las alarmas es un dispositivo especial que permite conectar con la central receptora de alarmas con solo pulsar un botón y de manera inmediata.

    ¿Cuándo conviene instalar una alarma doméstica?

    Esta es una pregunta que te puedes hacer, sobre todo, al cambiarte de casa o al comprar una vivienda. La respuesta tiene muchas variables, pero te podemos decir cuáles son los motivos principales por los que conviene instalar una alarma en casa:

    • Para proteger la vivienda y los bienes que hay dentro: Las alarmas protegen contra los robos, pero también disuaden contra los destrozos que se pueden ocasionar cuando alguien entra en casa;
    • Para mantener seguros a los miembros de la familia: En casos como un incendio o un terremoto, una alarma puede ayudar a que los miembros de la familia que se encuentran dentro puedan ponerse a salvo más rápido;
    • Cuando hay personas vulnerables: Las alarmas también pueden salvar la vida de personas con problemas de salud o vulnerables, ya que son capaces de emitir una llamada de urgencia;
    • Cuando es necesario tener un mayor control del hogar: Esto sucede cuando se pasa mucho tiempo fuera, dejando la vivienda vacía durante largos periodos o cuando es más vulnerable, como es el caso de viviendas unifamiliares, viviendas aisladas o pisos con mayor accesibilidad desde la vía urbana, por poner unos ejemplos.

    ¿Cuánto cuesta una alarma para casa?

    El precio de una alarma para casa depende de muchos factores. Principalmente, varía según el tipo de alarma y las prestaciones que queramos tener. Pero también hay otros factores que influyen, como la compañía con la que se contrata, en caso de que se contrate una alarma doméstica conectada a una centralita o con monitoreo, o las características de la vivienda.

    El coste de la alarma doméstica consta de varios importes, aunque el más relevante es el de la cuota mensual, ya que es el que puede marcar la diferencia y llevarte a una u otra opción. Aún así, vamos a darte unas cifras que pueden orientarte:

    • La instalación de la alarma en tu vivienda puede rondar entre los 49 y los 99 euros según la compañía que contrates;
    • El equipo de alarma tiene un coste muy variable y algunos llegan hasta los 600 euros. No te preocupes, hay empresas que te permiten financiar este gasto y otras que te ceden el equipo de alarma de forma gratuita;
    • La cuota mensual fluctúa según la compañía. Lo normal es que ronden entre los 33 y los 40 euros al mes, aunque hay empresas que tienen ofertas muy atractivas en las que te pueden ofrecer el primer mes gratis, o algún otro tipo de descuento en las cuotas de modo mensual o anual.

    En cuanto a las alarmas sin cuotas, que son las que no están conectadas a una CRA, el precio también es muy variable, según las prestaciones y características que tenga. Las más económicas pueden salir por tan solo 50 euros, mientras que los sistemas más avanzados alcanzan los 500 euros o incluso más.

    ¿Influye tener una alarma doméstica en el seguro de hogar?

    La alarma puede ser uno de los elementos decisivos a la hora de contratar un seguro de hogar. De hecho, hay compañías que exigen contar con una alarma doméstica para poder contratar el seguro de la vivienda o que, al menos, suben el precio de las cuotas si no se tiene una alarma.

    No te preocupes. Luko no te exige tener una alarma en tu casa para contratar tu seguro de hogar ni te sube la cuota en caso de que no la tengas.

    ¿Cómo puedes elegir una alarma para tu casa?

    Como ya has visto, hay muchas opciones entre las que elegir. Además de los distintos tipos de alarma, tienes que pensar en qué funciones quieres que tengan y, para ello, lo mejor es pensar en los siguientes puntos:

    • Si la vivienda está situada en un entorno urbano o rural;
    • Si es una vivienda unifamiliar o una vivienda en un edificio;
    • El tamaño de la vivienda;
    • El número de accesos que tiene;
    • Si tiene acceso directo a la calle o terraza;
    • El número de habitáculos;
    • El número de personas que viven en ella;
    • Si es una vivienda habitual o una segunda vivienda;
    • Si hay mascotas;
    • El presupuesto disponible.

    Al tener claras estas características de la vivienda, es mucho más fácil elegir y saber qué funciones son las imprescindibles en tu alarma doméstica. Así, evitarás comprar una alarma que no sea suficiente para protegerte o hacerte con una que sea demasiado cara para tus necesidades.

    Resumiendo

    • ¿Cuál es el mejor sistema de seguridad?

      Cada vivienda tiene unas características únicas que influyen a la hora de elegir el sistema de seguridad. En general, se suelen instalar alarmas conectadas a una central receptora, pero también hay usuarios que prefieren sistemas modulares sin conexión a centralitas.

    • ¿Cuánto cuesta una alarma doméstica?

      El precio de la alarma es muy variable. Hay empresas que no cobran por la alarma y otras que cobran hasta 600 euros. La instalación fluctúa entre los 49 y los 99 euros, mientras que la cuota mensual empieza en los 33 euros, aproximadamente.

    • ¿Cuánto tardan en instalar una alarma?

      Desde que se contrata hasta que el técnico acude a la vivienda, pasan entre 24 y 72 horas de media. La instalación del sistema no suele pasar de las dos horas, según cómo sea cada caso.

    • ¿Qué significa grado 2 en alarmas?

      Es el grado de seguridad más frecuente en hogares y negocios, y se refiere a sistemas de vigilancia de 24 horas, conectadas a una central receptora, con panel de control, control remoto y detectores y sensores de alarma.